En un pequeño planetoide de la Vía Láctea los Voraces comienzan a evolucionar.

Toman la sabiduría de las criaturas que devoran y empiezan a convertirse en la gran amenaza de toda la Red Galáctica.

Nadie puede vencerlos y apuntan sus fauces hacia el tercer planeta del sistema solar.

Solo Marco, un ser único en toda la galaxia podrá enfrentarlos pero antes deberá descubrir su propia identidad.

Junto a criaturas de otros mundos, el joven terráqueo vivirá apasionantes aventuras.